Comparte

Como ya debes saber, una buena Maru no tira nada, ni siquiera las bolsas de plástico. Ya expliqué cómo doblar las grandes para que ocuparan mucho menos, y hoy te voy a explicar cómo doblar bolsas pequeñas. Además después las meto en una caja de pañuelos (sí, tampoco tiro las cajas) y la uso de dispensador. ¡Es súper fácil! No pierdas un detalle.

Paso a paso para aprender cómo doblar bolsas y guardarlas en una caja de pañuelos

El proceso es bastante sencillo, pero explicarlo con palabras complica un poco más el asunto así que te he preparado un video en el que creo que queda bastante claro tema. También te dejo unas sencillas instrucciones “estilo Ikea” que creo que te sacarán de toda duda.

  1. Coge dos bolsas de plástico y dóblalas por la mitad.

2. Pon la de la derecha sobre la de la izquierda (aproximadamente deben quedar montadas la mitad de cada una)

3 y 4. Dobla el trozo que no está montado de la de la izquierda sobre el espacio de las que están montadas.

5, 6 y 7. Repite el proceso con todas las bolsas que quieras alternando los dobleces (una vez la izquierda y otra la derecha).

8. Cuando acabes deberían quedarse todas las bolsas plegadas en cuatro partes (más o menos como en la imagen).

9. Abre la caja de pañuelos e introduce todas las bolsas plegadas.

10. Saca un trocito de la bolsa superior por el agujero de la caja y listo.

Ahora ya sabes cómo doblar bolsas de plástico y usar una caja de pañuelos a modo de dispensador. ¿Fácil no? Dale un poquito de amor a esta idea y comparte con aquellos que creas que pueden aprovecharla.


Comparte