Comparte

Hoy me apetecía hacer una manualidad, pero no necesitaba nada en concreto y se me ha ocurrido tirar de un elemento muy versátil, pero con poca función más allá de decorar. Así que hoy te voy a enseñar cómo hacer borlas de hilo. Se pueden usar para decorar pomos, cojines, cremalleras o incluso marcapáginas. ¿Quieres aprender? Sigue leyendo.

Hazlo en menos de 5′
Fácil

Qué necesitarás para hacer una borla de hilo

  • Hilo de algodón del color que quieras, incluso de varios colores
  • Tijeras
  • Aguja (no es esencial pero facilita el trabajo)

Cómo hacer borlas de hilo

En este caso yo he utilizado hilo de color blanco y lo he combinado con cuerda muy fina en beige. La cantidad de hilo que uses dependerá del tamaño y de lo gordita que quieras de borla.

Yo he hecho que mida unos 14 cm, por lo que tuve que cortar trozos de 28 cm. Para que fueran de la misma altura todos, enrollé hilo alrededor de una libretita que medía 14 cm y después corté un extremo. Si te sirve de referencia, yo di unas 40 vueltas al hilo para cada montoncito (tienes que hacer 4 iguales), pero si quieres que sea una borla más gordita simplemente dale más.

El hilo que he usado es hilo de algodón de este tipo. Es resistente, de calidad y queda muy fino, estilo “mi casa podría estar en una revista de decoración, aunque sólo la vean mis amigos, familia y yo misma”.

Bueno, pues una vez tengas preparados tus cuatro montoncitos de hilo, estos serán los pasos para saber cómo hacer una borla de hilo (versión video y versión fotos):

  1. Dobla cada montón de hilos por la mitad y entrelázalos tal y como ves en la imagen.

2. Ve estirando poco a poco de cada extremo hasta que prácticamente se junten. Entonces coge un trocito de cuerda de otro color (o del mismo si no quieres cambiar).

3. Introduce el trocito de cuerda doblado con un nudo hecho en un extremo por el que no doblas, y mételo por el centro del cuadrante de los hilos. Ahora ya puedes acabar de estirar de los extremos de los hilos.

4. Sujeta la cabeza de tu borla con una mano, y con la otra empieza a enrollar cuerda del color que hayas elegido como secundario.

5. Corta la cuerda e introduce el extremo por dentro del resto de cuerda (puedes ayudarte de una aguja para facilitar este paso).

6. Corta la cuerda restante. Si no ha quedado igualada la parte que cuelga puedes recortarla también para perfeccionarla.

Ahora que ya sabes cómo hacer borlas de hilo, sólo falta que decidas qué utilidad le vas a dar. Y como siempre, siéntete libre de compartirlo, me encantará saber en qué las utilizas.


Comparte