Comparte

Hace algún tiempo escribí sobre cómo hacer un porta llaves de pared. Si lo leíste ya sabrás que mis llaves son de desaparecer constantemente, a no ser que las ubique en un sitio fijo. Cuando cambié de casa ese DIY se quedó en la anterior, y fue la excusa perfecta para volver a crear y enseñarte cómo hacer un porta llaves casero, pero esta vez para apoyarlo en la mesa.

Qué necesitas para aprender cómo hacer un porta llaves casero

  • Tabla de madera de unos 5-6 mm de grosor (las dimensiones dependerán de lo grande que quieras que sea el porta llaves).
  • Palitos de madera.
  • Sierra de calar o segueta.
  • Taladradora.
  • Pintura del color que quieras (yo usé blanca).
  • Lápiz

Manos a la obra

  1. Lo primero será hacer tu boceto. Reserva una parte de la madera para hacer la base (en mi caso mide 8 cm de alto). En el centro de ésta dibuja un hueco, el mío mide 0,6 cm (el grosor de la tabla) por 3 cm.

    Después haz dibujo de tu cactus. Puedes hacerlo cómo yo o inventar el tuyo propio. También dibuja puntos donde irán los palitos para dejar las llaves. En la parte inferior dibuja la pestaña que se incrustará en el hueco de la base, debe medir lo mismo (0,6 x 3 cm).

2. Con cuidado usa la sierra de calar o la segueta para recortar todas las piezas.

Coge los palitos de madera que hayas comprado y córtalos a unos 6 cm.

Taladra con una broca, del mismo ancho que los palitos, los puntos donde irán colocados para dejar las llaves.

Lija los bordes de todas las piezas, de esta forma quedará más profesional y podrás retocar imperfecciones que hayas dejado con la sierra o la segueta.

3. Pinta las piezas a tu gusto. Yo dejé una franja al natural, para hacerlo usé cinta de pintor. Me gusta combinar lo blanco con tonos naturales, aunque después tuve que oír algún comentario sobre que me había dejado un trozo… También dejé los palitos sin pintar para que seguir combinando los tonos naturales con el blanco.

4. Monta las piezas una vez estén secas y ¡listo! Ya sabes cómo hacer un porta llaves casero con forma de cactus. Ahora sólo te falta saber dónde vas a colocarlo.


Comparte