Comparte

Después del DIY de las borlas de la semana pasada, no podía quedarme sin contaros cómo hacer un pompón. Ya, estaba claro que no podíais vivir sin ello (para los Sheldoms Cooper de este mundo, sí, es sarcasmo). Aunque tengo claro que podrías seguir con tu existencia sin leer este artículo o ver el video que me he currado, créeme si te digo que en más de una ocasión le sacarás utilidad a un pompón.

Los pompones los objetos decorativos (como las borlas), pero más aplicables a tus complementos de ropa. Puedes usarlos en gorros, suéteres, bolsos, y en todo tipo de ropa del hogar. Así, que si (como yo) has decidido continuar tu existencia sabiendo cómo hacer un pompón, sigue leyendo.

Hazlo en menos de 5′
Fácil

Qué necesitarás para hacer un pompón

  • Hilo de algodón gordito o lana
  • Tijeras
  • Tenedor

Cómo hacer un pompón

https://youtu.be/KyNC63n84-E

En esta ocasión he utilizado la técnica del tenedor para hacer un pompón. Salen mini pompones, a no ser que tengas tenedores XL. De hecho estoy pensando que quizás con uno grande de madera se puedría hacer también, si lo pruebas cuéntame qué tal.

Yo he usado hilo de algodón, pero con lana se queda muy mullidito y perfecto. Y ahora sí, aquí va el paso a paso sobre cómo hacer un pompón:

  1. Coge el extremo suelto del ovillo y pásalo por el hueco central del tenedor. Con la mano que sujetas el tenedor sujeta también el principio del hilo.

2. Empieza a enrollar el hilo (o lana) alrededor del tenedor sin soltar el extremo que has dejado al principio.

3. Cuando hayas dado muchas vueltas y esté bastante gordito, corta el extremo que va cogido al ovillo y átalo al extremo que hemos cogido desde el principio. Esto evitará que se desarme el pompón en el siguiente paso.

4. Corta una hebra larga, de unos 30 cm. Dóblala por la mitad para utilizarla como hilo doble y que sea más resistente. Pásala por el orificio central de la parte de abajo del tenedor.

5. Dale la vuelta por el hueco central de la parte de arriba y haz un nudo muy fuerte para que queden bien cogidas todas las vueltas que has dado. Repite la operación y haz otro nudo.

6. Saca la bola enrollada del tenedor. Coge los extremos de hilo que acabamos de atar y dales una vuelta más. Vuelve a hacer un nudo fuerte. Verás que se aprieta más todavía el ovillo.

7. Mete las tijeras por el orificio que queda entre el nudo central que hemos hecho y la parte que estaba pegada al tenedor por el extremos. Empieza a cortar sin miedo. Repite la operación por el otro lado.

8. Despeina un poco el pompón. Verás que empieza a tomar forma, aunque no está redondito del todo.

9. Aplasta el pompón con una mano y con la otra ves cortando intentando darle forma de círculo. Ve comprobando como queda y corta tantas veces como sea necesario, hasta que quede como quieres.

¿Fácil verdad? Yo los he usado en la cremallera de un pequeño bolso con estampado étnico y me encantan como quedan. Y tú, ¿En qué los vas a usar?


Comparte