Comparte

Se acerca San Valentín. Yo personalmente no soy de celebrarlo, prefiero dar y recibir amor cualquier día del año. En cualquier caso a nadie le amarga un dulce ¿no? Así que no rechazo unos bombones ese o cualquier otro día (señor maridito, si estás leyendo toma nota 😉 ). Bueno, al margen de declararme fan de los bombones en cualquier época del año, hoy he venido a traerte una manualidad que me ha hecho gracia y que podría acompañar a ese detallito que tengas con tu pareja (o contigo); se trata de un corazón de origami que sirve de marcapáginas.

Qué necesitas para hacer un corazón de origami que sirve de marcapáginas.

  • Papel del color que quieras
  • Tus manitas
  • Ganas (sin esto no hacemos nada. jeje)

Manos a la obra

En este caso creo que no hay mejor manera de explicarlo que con instrucciones en imágenes al más puro estilo Ikea. Así que te dejo el paso a paso a continuación, presta especial atención al lado en que se dobla cada parte del papel, será vital para el resultado final.

Una vez acabado, te recomiendo que lo dejes un día debajo de un libro para que quede bien plano.

Y ahora que ya has conseguido hacer tu corazón de origami, puede que quieras acompañarlo de un regalo hecho por ti mism@ o de un buen libro donde poder usarlo. Quién será tu Valentín sólo depende de ti.


Comparte