Comparte

Hoy te traigo esta receta de crema de limón. Es perfecta para el verano porque es fresquita y entra genial, como el lemon pie. Pero también lo es para cualquier temporada después de una comida copiosa, así que tras las comidas de Navidad puede entrar de lujo.

Además es un postre ideal para esa gente que no es muy fan del dulce, como mi padre. Aunque él come por vicio, es de esos que dice que no le gusta el dulce y si sacas postre ahí está en primera línea.

Hazlo en 30′
Fácil
Apto para veganos

Ingredientes para hacer esta crema de limón

  • Zumo de 2 limones
  • 300 ml de leche evaporada (versión light) o nata de montar. Opción vegana: Nata vegetal.
  • 100 gr de azúcar
  • Galletas básicas (tipo María o tostadas)

Elaboración

Yo suelo hacer esta receta con leche evaporada para que sea más light, pero para que monte la leche debe estar muy fría y a ser posible las varillas de montar también. Teniendo esto en cuenta los pasos son iguales independientemente de su usas leche evaporada, nata o nata vegetal:

  1. Montar la leche (o nata) y añadir el zumo mientras se monta.
  2. Continuar montando mientras se añade el azúcar.
  3. Triturar las galletas.
  4. Emplatar en recipientes individuales combinando capas de crema de limón con galletas en polvo.
  5. Adornar con trocitos de galleta arriba y disfrutar.

No se me ocurre un postre más resultón y light para comer después de varios huevos rellenos y el resto de la colección de platos que saca mi madre en Noche Buena. ¿Te animas a probarlo?


Comparte