Comparte

Hay tres tipos de personas: Las que se llevan de cualquier viaje un imán como souvenir, las que en su nevera tienen más recuerdos que en el baúl de Karina y las que prefieren una nevera aséptica sin nada que cuelgue sobre su puerta. Confieso que yo soy de las segundas; además de fotos, imanes y alguna notita hoy he acabado de decorar la nevera con una planta. Y he de decir que me ha gustado más que algún imán que he jubilado para que la gravedad no acabe con mi puerta. ¿Quieres saber cómo lo he hecho? Aquí te dejo el paso a paso y un pequeño vídeo.

Qué necesitas para decorar la nevera con un imán – florero.

  • Pajitas de cartón
  • Rollo de papel higiénico o similar (yo use un rollo de cuerda vacío)
  • Cartulina o cartón
  • Cuerda decorativa
  • Pegamento
  • Imán

Manos a la obra

  1. En primer lugar hazte con tu rollo de cartón y corta varias pajitas a la altura del rollo.
  2. Marca en un trozo de cartulina o cartón un círculo de la medida del rollo y recórtalo.
  3. Pega este trozo en un extremo del rollo (será la base).
  4. Pega los trozos de pajitas alrededor de tu rollo hasta que lo cubras por completo.
  5. Adorna con cuerda el florero que va a decorar la nevera. Yo le puse arriba para rematar el acabado, y abajo de otro color para añadir un detalle diferente.
  6. Por último pega el imán en la parte que quieras que sea la trasera.

Con estos 6 pasos yo tienes tu pieza para decorar la nevera, ahora sólo falta añadirle una planta de aire o alguna planta seca. En mi caso he utilizado un par de ramitas de eucalipto seco. ¿Qué te ha parecido? Compártelo con cualquiera que forme parte del tipo 1 o 2 de personas, seguro que le encantará.


Comparte