Comparte

Cuando empiezo con algo que me motiva no puedo parar. Llevo un mes marujeando en mi nuevo apartamento. En mi cabeza siempre hay 50.000 ideas para dejar las cosas a mi gusto sin gastar mucho dinero. Y otra cosa no sé, pero eso se me da de lujo. No quería recurrir a fotos, aunque he de decir que en la habitación me quedaron genial, así que llevo un tiempo con esta idea para decorar la pared del comedor. Quería optar por un mural boho de platos pero dándole un aire mediterráneo, y creo que lo he conseguido.

Hazlo en menos de 15′
Fácil

Qué necesitarás para hacer un mural boho de platos con estilo mediterráneo

  • Salvamanteles o manteles individuales
  • Tus manos
  • Cuerda fina
  • Chinchetas o cuelgafáciles

Manos a la obra

Cuando decidí decorar la pared con este mural boho de platos, lo primero que pensé es que quería que tuviera algo del mediterráneo. Había visto alguna vez este tipo de murales y el rollo siempre era más bien étnico, estilo africano, pero vivo en el mediterráneo y qué mejor que un poco de tus orígenes en casa, así opté por usar salvamanteles de ratán. Este tipo de piezas se usan mucho en Valencia para dejar encima la paella y me pareció bastante apropiado para un comedor. Además, soy fan de la paella y del mediterráneo, no podía fallar nada en la combinación ¿No crees?.

  1. Lo primero es preparar el espacio. Pensar en el hueco que quieres que ocupe tu mural. Para mi era importante que llenase bastante la pared, pero no más que la mesa, así que tomé como referencia las dos sillas.

2. Prepara tu composición sobre una mesa, así luego sólo tendrás que trasladarla. Mi mesa es bastante oscura, así que busqué piezas más bien claras. Los salvamanteles decorados normalmente combinan colores con el negro, así que cogí un rotulador de pintura blanca y decoré yo misma los míos (el de más arriba y el de más abajo).

3. Traslada el mural de la mesa a la pared. Para colocarlo yo pasé trocitos de cuerda entre las trenzas de los salvamanteles, creando así pequeños colgadores. Después los enganché en la pared con chinchetas y si alguno pesaba más, con cuelgafáciles.

4. Por último, y ya sé que poco tiene que ver con la pared, le di un toque más luminoso a la mesa con un camino de mesa blanco y unas bonitas margaritas que me regalaron por mi cumple. Unos tonos perfectos a conjunto con los detalles de mis salvamanteles.

¿Qué te parece esta idea para decorar la pared con un estilo mediterráneo? A mi me encanta el resultado. Si piensas lo mismo no dudes en compartir en las redes :).


Comparte