Comparte

He de reconocer que de pequeña era la típica niña de mal comer, y lo cierto es que me duró bastante la tontería. Ni verduras, ni pescado y a poco que me pusiera le hacía ascos a algunas legumbres. Menos mal que dejé toda esa fase atrás y ahora soy de las que prueban de todo lo que haya, una vez incluso comí mini grillos fritos (y oye, eran como quicos). Hoy os traigo un plato de esos que hubieran supuesto el inicio de una guerra con mi padre durante la cena y que ahora me encanta: dorada al horno con patatas y cebolla.

2 comensales

Hazlo en 15′ + 15-20′ en el horno

Fácil
No apto para vegetarianos

Ingredientes para hacer esta receta de dorada al horno con patatas y cebolla

  • Una dorada
  • Una patata
  • Una cebolla
  • AOVE
  • Ajo
  • Perejil
  • Sal
  • Una guindilla

Elaboración

1. Corta la patata en rodajas. Fríelas en aceite caliente, como si fueras a hacer una tortilla de patatas. Cuando estén un poco hechas pero sin llegar a tostarse las sacas escurriendo el aceite y las pones en la base de una bandeja apta para horno.

2. En el mismo aceite de las patatas echa la cebolla cortada en juliana. Cocínala hasta que que este transparente. Retírala escurriendo el aceite y ponla sobre la patata.

3. Sobre la cama de patatas y cebolla coloca la dorada limpia. Añade sal a todos los ingredientes y un chorrito de aceite de oliva por encima. Mete la bandeja en el horno a 160° durante 15-20 minutos. Sabrás que está hecha cuando con ayuda de un cuchillo puedas levantar la piel de la carne sin problema.

4. En una sartén pon un poco de aceite de oliva (sirve el que haya sobrado de las patatas y la cebolla) y sofríe ajo, perejil y guindilla (las medidas de estos ingredientes dependerán de tu gusto). Deja que se cocine un poco, que el aceite coja sabor pero que el ajo no se queme. Cuando esté listo añade el aliño al pescado por encima y ¡Voilá! Ya tienes lista tu dorada al horno con patatas y cebolla.

Si te gusta el pescado seguro que te encanta esta receta. Mi marido no es muy fan de los pescados de este tipo y me repitió varias veces que le había encantado. Espero que a ti te guste tanto como a él y si te animas a hacerlo no dudes en etiquetarme en las redes para poder verlo. ¡Bon profit!


Comparte