Comparte

Las novedades han vuelto a mi apartamento del que te hablé con el mural boho de estilo mediterráneo. Esta vez le ha tocado el turno a un viejo sinfonier que había en la casa. Su forma me encanta y además es de madera maciza, así que no podía deshacerme de él sin más y decidí convertirlo. Primero pensé en lijarlo, pero la pereza se apoderó de mí. ¿Conclusión? Que hoy te enseño a pintar un mueble sin lijar.

Qué necesitas para pintar un mueble sin lijar.

  • Imprimación
  • Papel de lija fino
  • Esmalte para madera del color que quieras

La imprimación puedes usar una específica para madera o una todo terreno como esta. Para el esmalte yo opto por las de la marca de Leroy Merlin (Luxens) creo que dan bastante buen acabado y el precio es económico. Bueno, bonito y barato ¿Qué más se puede pedir?.

Manos a la obra

El proceso para pintar un mueble sin lijar es bastante sencillo, pero lo que más debes tener en cuenta es dejar a un lado el ansia de acabar y esperar los tiempos de secado del fabricante (créeme, sé de lo que hablo).

  1. Limpia bien el mueble. Si utilizas un limpiador jabonoso o similar que lo deje húmedo espera a que se seque por completo.

2. Dale una capa de imprimación por todo el mueble. Espera a que se seque y pasa una lija fina con suavidad por la superficie.

3. Una vez que hayas esperado el tiempo que toca, dale una capa de esmalte. Espera el tiempo de secado y dale una segunda capa si lo crees necesario.

Si has conseguido ser paciente al acabar estos pasos deberías haber conseguido con éxito pintar un mueble sin lijar. Y ahora unos consejitos más:

  1. Empieza por las esquinas y relieves con una brocha pequeña y continúa por las superficies grandes y planas con un rodillo.
  2. Utiliza brochas y rodillos de calidad, de lo contrario te pasarás todo el proceso dejando pelitos de pincel pegados a la madera.
  3. Que el miedo no te venza, seguro que si llevas a cabo ese cambio tan deseado te queda alucinante. ¡Disfruta tu creatividad!

Comparte