Comparte

Hace un par de días publiqué cómo había transformado un viejo mueble de madera oscura en uno más actual sin necesidad de lijar. Tras compartirlo en @el_insta_de_la_maru, varios de mis seguidores (escasos por ahora, así que si aún no eres follower puedes solucionarlo) me preguntaron por el cambio de las asas de los cajones. Pues bien, son unos tiradores de estilo nórdico DIY. Sí has leído bien, y puedes hacerlos de forma súper fácil con muy poco. ¡Te lo cuento!

Qué necesitas para dar forma a unos tiradores de estilo nórdico DIY

  • Un cinturón viejo, cinta de cuero o polipiel.
  • Unas tijeras.
  • Una herramienta con punta (te puedes apañar con un destornillador).
  • Unos tornillos.

Manos a la obra

La verdad es que este DIY es muy sencillo, da bastante el pego y te hace ahorrarte un dinerillo en esos tiradores que ahora se ven tanto en las revistas y cuentas de decoración.

Como ya sabrás si me has leído más veces, no tiro nada. De hecho mi marido empieza a preocuparse por el tema, aunque he de decir que él es de abrir la basura demasiado rápido. El caso es que tenía guardado un cinturón que estaba bastante hecho polvo, pero sólo por la parte del agujero que más usaba. Hago un inciso para decirte que mi señor maridito me dijo alguna vez que lo tirara, pero yo sabía que en algún momento le sacaría partido. Cuando vio en qué se había convertido tuvo que reconocer que fue un acierto no deshacerme de él, y ahora te paso la idea a ti. Te cuento cómo lo hice:

  1. Corta la cinta de cuero (o polipiel) en los trozos que necesites. Para calcular la medida de cada trozo tendrás que tener en cuenta la distancia entre los agujeros del mueble y sumarle unos 3-4 cm. 2 cm serán lo que permita que la cinta haga un hueco con el mueble y poder meter la mano para abrir los cajones. El resto es lo que deberás dejar de margen entre el borde y el tornillo. Además puedes redondear las esquinas de las tiras, para hacerlo dibuje primero la curvatura, usando como referencia para que quedarán todos iguales un anillo.

2. Marca los puntos donde irá cada tornillo. Yo dejé medio centímetro aproximadamente entre el borde y el agujero porque había poco cinturón para tanto cajón, pero si dejas un pelín más quizás es mejor para evitar que se acabe rasgando al tirar. Para conseguir hacer los agujeros por dónde pasarán los tornillos, sólo necesitas una herramienta con punta, como la punta de un destornillador o un berbiquí.

3. Coloca cada tornillo en su correspondiente agujero hasta que quede bien fijado y el tirador haga fuerza suficiente para abrir bien los cajones.

¡Y ya está! Tienes tus tiradores de estilo nórdico DIY de una forma muy económica y bastante resultona ¿No crees? Si te animas a hacerlos compártelos conmigo, me encantará ver cómo te quedan.


Comparte